Inicio > Guía de Francia > Gastronomía

Guía de Francia

La cocina francesa es objeto de orgullo de todo el país. Podrás encontrar platos estupendos en todo tipo de locales: desde pequeñas tabernas hasta restaurantes regentados por los chefs más prestigiosos.

Croissants

Comenzarás el día con el típico desayuno francés: café, té o chocolate, acompañado de deliciosos croissants, y pan con mantequilla y mermelada

.

Al medio día podrás elegir entre una gran variedad de opciones: un plato del día en alguna taberna, los típicos “croques-monsieur” o “croques-madame” (bocadillos de jamón y queso), o probar las famosas crêpes, baguettes, etc.

Un clásico menú francés consta de tres platos: las entradas o primer plato (les entrées ó hors d'oeuvre), que pueden consistir en una sopa, algún plato a a base de huevos, ensalada o embutidos (charcuterie). El plato fuerte de carne o pescado se suele servir con salsa , y se acompaña con patatas, arroz o pasta y verdura.

El queso viene antes de los postres, que pueden ser sorbetes (batidos), tartas o pasteles (pâtisserie. El menú de precio fijo es siempre la opción más económica.

Podrás disfrutar de una gran variedad de comida típica regional:

Comida típica de cada región
Aquitania, Charente, Normandía y Bretaña Pescados, marisco, ostras y mejillones
Alsacia y Lorena Carne de caza, cordero, cerdo y ternera
Normandía Quesos y marisco
Bretaña Crêpes, ostras, langostas y pasteles de mantequilla
Borgoña Ternera "charolais" combinada con mostaza y los caracoles
Midi-Pyrénée Pato, ganso, foie gras
Auvernia Estofado de col, cerdo y sopas de ajo
Provenza Cocina mediterránea: aceitunas, sopas de pescado y ensaladas
Córcega Cerdo ahumado, anguilas, truchas y hierbas silvestres
Lyon Carnes ahumadas, salchichón, pollo "bresse" y tarta lyonnais

Queso roquefort
Queso roquefort

No podemos olvidarnos de mencionar los productos típicos franceses, conocidos a nivel mundial: el queso y el vino. Francia cuenta con más de 400 tipos de queso, entre los más destacados están: Brie, Roquefort, Camembert y los de cabra.

A pesar de la reconocida fama de bebidas espirituosas como el armagnac, el cointreau, la sidra o el calvados, el rey por excelencia es el vino. Las grandes regiones productoras son Borgoña, Burdeos y Champagne, aunque también encontramos buenos vinos en los valle del Loira y del Ródano y en Provenza.

Platos típicos

Los oeufs en cocote:
Se prepara cocinando el huevo en pequeños cuencos de porcelana con nata y mantequilla. Suele ir espolvoreados de finas hierbas y guarnecidos con champiñones.

Coquilles Saint-Jacques
Coquilles Saint-Jacques

Las coquilles Saint-Jacques:
Son unas vistosas vietras. Se cocinan con un poco de mantequilla. Sus lenguas anaranjadas, que contienen hueva comestible, son deliciosas.

Noisettes d’agneau:
Chuletas de cordero, pequeñas y tiernas, salteadas en mantequilla y servidas poco hechas con champiñones y mantequilla al ajo y a las hiervas.

Coq au vin
Coq au vin

El coq au vin:
Es uno de los platos franceses más conocidos es pollo braseado en salsa de vino tinto con hierbas, ajo, cebollitas y champiñones

El entrecôte Bercy:
Consiste en un rico filete con salsa de vino blanco

Peche Melba:
Postre de melocotón, helado, jarabe de grosellas

La Tarta aux Myrtilles:
Tartaleta de Arándanos

Hábitos alimenticios de los Franceses

La tradicional y abundante comida de mediodía se mantiene principalmente en las zonas rurales. Hoy día es más común una comida ligera -sándwich, ensalada o filete. Y la cena pasa a ser la comida principal del día.

cena

Normalmente se come de 12.00 a 14.00 y se cena de 20.00 a 22.00. En los restaurantes se admiten clientes hasta 30 minutos antes de cerrar.

Algunos establecimiento familiares cierran los fines de semana. Puede ser difícil comer fuera del hotel los domingos, excepto en las grandes ciudades. Los restaurantes y hoteles apartados de los círculos turísticos suelen cerrar en temporada baja.

El vino francés

vinos franceses

La elaboración del vino se remonta en Francia a los tiempos prerromanos, aunque fueron los romanos quienes difundieron en el país la cultura y la práctica de la viticultura.

La categoría, calidad y reputación de los finos caldos de Burdeos, de Borgoña, del Ródano y de Champaña, sobre todo, los han convertido en modelos imitados en el mundo entero.

Los vinos corrientes franceses también pueden resultar muy agradables , y hoy en día están apareciendo muchos de buena calidad en las regiones del sur.

Las 10 regiones principales y productoras de vino son Burdeos, Borgoña, Champaña, Alsacia, Loira, Provenza, Jura y Saboya, Suroeste, Languedoc-Rosellón y Ródano.